La Era de Acuario, la Nueva Era del Mal

Featured Video Play Icon

Estudiar el Movimiento de la Nueva Era es entender la realidad actual y futura del mundo en que vivimos, la gran influencia que autores nueva eristas y gurús siguen teniendo en nuestra sociedad se debe a la existencia de una plataforma ideológica y espiritual que sirve como medio de adoctrinamiento para la aceptación del mensaje de entidades demoníacas.

El director Keith Thompson, un valiente joven cristiano, se dedicó a investigar este tema tan complejo y logró explicarlo de un modo sencillo, claro y bien documentado en su documental “La Era de Acuario, la Nueva Era del Mal.”

Aunque muchas personas creen que en la Nueva Era encuentran una respuesta a sus problemas, sanación a sus males o una alternativa espiritual al cristianismo, no es así, en realidad dicho movimiento es parte del gran engaño de los Últimos Tiempos que esclaviza la mente y mata el espíritu, ofreciendo experiencias místicas engañosas que solo buscan confundir a hombres y mujeres y alejarlos de la Verdad.

Resulta evidente la existencia de una red de influencias que ayuda a que autores y gurús de la Nueva Era alcancen la fama a nivel mundial, siendo publicados por grandes editoriales, dando conferencias en TED o en las Naciones Unidas y apareciendo en los programas de Oprah Winfrey.

Mientras que el confesar la Fe Cristiana en público se está volviendo sinónimo de fanatismo, intolerancia, odio y cerrazón mental; el apoyo a la agenda gay o la participación en prácticas ocultistas (espiritistas) como el Yoga, las canalizaciones, los cursos de milagros, las terapias de ángeles o cursos de superación personal con clara ideología nueva erista son celebrados por la mayoría de la sociedad.


El Movimiento Nueva Era es dirigido por satanistas

Cada día se vuelve más difícil ser cristiano y más fácil ser ocultista (espiritista).

Esto se debe a que uno de los principales promotores del Movimiento de la Nueva Era es la Fundación Rockefeller, propiedad de la Familia Rockefeller una de las principales impulsoras del Nuevo Orden Mundial.

prometeo (satanás alias lucifer) Centro Rockefeller
Estatua de prometeo (satanás alias lucifer) en el Centro Rockefeller, Nueva York.

John D. Rockefeller junto con Henry Kissinger han sido miembros del panel de directores de la Fundación Lucis Trust que dirige la Editorial Lucis Trust que ha editado millones de libros sobre la Nueva Era y los maestros ascendidos, la Editorial Lucis Trust originalmente fue fundada bajo el nombre “Editorial Lucifer” después tuvieron que cambiarle el nombre porque la gente no la aceptaba. (Livingstone, 2007)

Detrás de la Nueva Era están terribles satanistas como Alesteir Crowley y Alice Bailey, alumna de Elena Blavatsky (fundadora de la Teosofía).

Alice Bailey fundó la Fundación de Lucis Trust, la cual es una de las principales editoriales de literatura de la Nueva Era, ocultismo, satanismo, espiritismo, los maestros ascendidos y las canalizaciones extraterrestres, es decir enseñanzas de demonios.

La Fundación Lucis Trust y Buena Voluntad Mundial forman parte de una red de cientos de ONG’s a nivel mundial, que juegan un papel activo en la difusión de información y fomentando el apoyo a los programas de Naciones Unidas. Desde su fundación Lucis Trust y Buena Voluntad Mundial han dado su apoyo a través de la meditación (trance demoníaco), materiales educativos (satánicos) y seminarios (iniciaciones satánicas) en los países donde la ONU tiene presencia. (Fuente: Lucis Trust)

Es contundente la evidencia que demuestra los vínculos entre asociaciones satanistas y la ONU, y contrario a lo que falsamente creen los seguidores de la Nueva Era, el movimiento no es libre, tiene un claro liderazgo y está controlado por satanistas.

Hay que “seguir el dinero” para descubrir quién está detrás de la Nueva Era.

Francisco G. Lagunas on EmailFrancisco G. Lagunas on FacebookFrancisco G. Lagunas on GoogleFrancisco G. Lagunas on TwitterFrancisco G. Lagunas on Youtube
Francisco G. Lagunas
Ex canalizador Nueva Era y escritor cristiano experto en guerra espiritual, extraterrestres y ocultismo. Sin miedo a defender su nueva Fe en Cristo, ni a denunciar los peligros de la Nueva Era y la Agenda Extraterrestre.