El apóstol Santiago nos da una buena lección acerca de lo que es la voluntad de Dios, en relación a nuestro hábito de hacer planes a futuro.

En Santiago 4:13-17, el apóstol amonesta la soberbia en la que podemos caer, cuando hacemos planes a futuro, sin reconocer que el mañana es de Dios.

¡Vamos ahora! Los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sábeis lo que será mañana.

(Santiago 4:13-14 RV1960)

Santiago nos enseña a mirarnos con humildad, ya que nuestro paso por este mundo es pasajero, y dura poco tiempo. Hay ciertas etapas en nuestra vida en que sentimos que podemos conquistar el mundo, sin tomar en cuanta los planes que Dios tiene para nosotros, sobre todo durante la juventud, cuando creemos que viviremos para siempre y nada nos puede pasar, o en la edad adulta, donde tenemos fuerza, una posición social y comodidades materiales, lo que nos hace pensar que podemos hacer lo que queramos. Sin embargo, como nos enseña el apóstol, todo eso se desvanece.

Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.

(Santiago 4:14 RV1960)

No olvidemos que las enseñanzas y el ministerio de los apóstoles fueron obra del Espíritu Santo, por lo tanto son inspiración de la fuente de toda verdad y luz divina que es Dios mismo.

En la Biblia, cuando se hace una advertencia o una reprensión, también se nos da la salida del pecado, o la solución a nuestro problema, Santiago nos hace una recomendación:

En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.

(Santiago 4:15 RV1960)

Esto demuestra un corazón humillado ante el Señor, un corazón que reconoce la soberanía y el dominio que Dios tiene sobre la vida.

La causa de tener una actitud altiva y de presunción hacia la vida, es la soberbia, y esto es algo condenado por Dios.

Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala.

(Santiago 4:16 RV1960)

Al final el apóstol nos hace una advertencia y un sabio consejo:

… y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.

(Santiago 4:17 RV1960)

Aprovechemos los dones que Dios nos ha dado en el servicio de su Nombre, para la expansión de su reino, pongamos en práctica lo bueno que sepamos hacer, pues no hacerlo es pecado delante de los ojos de nuestro Señor.

La Voluntad de Dios es buena.

Nuestro Rey y Salvador es Cristo, en Él tenemos todo lo que podemos esperar, reposa en su sabiduría y en su Palabra, y evita hacer planes ilusorios a futuro, confía en su Voluntad y pon al Señor como centro de tu vida y de tus planes, pues como dice la Escritura, el futuro es de Dios (Mateo 6:34), y si en alguien podemos confiar es en Él, pongamos nuestro camino en las manos del Señor.

Oración por humildad y sabiduría para hacer planes.

Como hemos aprendido hoy, cuando ponemos a Cristo como centro de nuestra vida, Él se hace cargo de todo, nadie mejor que nuestro Señor para conducir nuestro futuro.

Señor Jesús, te pido me otorgues humildad y sabiduría en este momento de mi vida, confío plenamente en tu voluntad y se que tienes un plan para mi, tu bondad y misericordia iluminen mi mente, y sea yo un fiel siervo de tu obra. Que en la Palabra de Dios encuentre el consejo fiel que busco, y la luz que aclare mi camino. Que el Amor de Dios me guíe para siempre, para gloria de tu santo Nombre. Amén.



Comparte el enlace a esta página: https://cristotesalva.com/en/ohlqq
Francisco Gómez on EmailFrancisco Gómez on FacebookFrancisco Gómez on LinkedinFrancisco Gómez on Youtube
Francisco Gómez
Ex canalizador Nueva Era y escritor cristiano, experto en guerra espiritual, extraterrestres y ocultismo. Sin miedo a defender su nueva fe en Cristo, ni a denunciar los peligros de la espiritualidad Nueva Era y la agenda extraterrestre.